Iluminación Indirecta

Desde hace algún tiempo, la iluminación indirecta está cada vez más presente en todo tipo de espacios. A continuación te mostraremos las claves básicas para utilizar este tipo de iluminación en tus proyectos.

La iluminación indirecta consiste en proyectar la luz sobre las paredes, techos o suelos. De esta forma conseguimos iluminar estancias al relfejar la luz sobre las distintas superficies mencionadas.

Con este tipo de iluminación las luminarias quedan ocultas y la luz más dispersa. Eliminamos la mayoría de brillos y sombras consiguiendo un efecto muy decorativo y agradable en las estancias iluminadas.

Una buena planificación inicial, para realizar este tipo de proyectos, nos permite ayudarnos de los distintos elementos arquitectónicos como las molduras permitiéndos ocultas la ubicación de los puntos de luz.

Iluminación de paredes

La iluminación indirecta de paredes nos permite iluminar la estancia de forma elegante y acorde al mobiliario y zonas de las estancias. Es un compeltemente a la iluminación natural.

Nos podemos platear iluminar puertas de acceso, cornisas con molduras o unos apliques para crear efectos sin necesitas de hacer una reforma. Todo dependerá de la evolución del proyecto y sobre todo de su planificación.

Se trata de una técnica muy elegante que se suele emplear en cocinas, dormitorios o salones.

Iluminación de techos

Para crear un ambiente deseado la iluminación de techos dará un toque con caracter a la estancia. Daremos al techo una sutil importancia para qu eno pase desapercibido al implera una luz indirecta. Conseguiremos una luz pura, sin sombras creando una estancia agradable y acogedora.

Iluminación de suelos

La iluminación indirecta hacia el suelo nos permitirá crear un ambiente muy íntimo en nuestro dormitorio. Podemos marcar zonas de paso a lo largo de un pasillo o iluminando unas escaleras. Son muchas las distintas opciones que podemos platear y lleva a cabo de una forma muy sencilla y realmente impactante.

Iluminación Indirecta en diferentes estancias

Como hemos visto, la iluminación indirecta nos brinda muchas opciones para decorar nuestra casa. El límite es tu imaginación. Ahora veremos unos cuantos ejemplos de como iluminar distintas estaciones de tu hogar.

Iluminación indirecta en salones y comedores

Seguro que mas de una vez has visto el salón de un amigo o vecino iluminando todo el perímertro. Suele ser lo mas habitual a la hora de iluminar un salón y darle un toque personal con una modura LED. Disponemos de distintos tipos de moldura que se apatarán perfectamente a tu idea para decorar el salón y dar un caracter especial.

Iluminación indirecta en pasillos y escaleras

La iluminación indirecta en los pasillos sulen marchar la zona de paso iluminando desde el techo hacia una pared o desde el nivel del suelo dando una sensación de amplitud.

Para iluminar una escalera se suele emplear como puntos de iluminación los escalones, o la pared lateral de la pared, todo dependerá del tipo de escalera, ya sea abierta o cerrada.

Iluminación indirecta para baños

Iluminar un baño de forma indirecta y decorativa como puede ser la parte del espejo dará una detalle decorativo escepcional y como complemento a la iluminación directa.

Iluminación indirecta en dormitorios

Al igual que en los salones, en los dormitorios la parte mas habitual de iluminar es el perímetro del techo. Con una moldura LED adecuado podremos dar un detalle decorativo que dejará con la boca abierta a tus visitas. Así mismo, podemos iluminar el cabecera de la cama con una pequeña tira de led que puede servir con una luz de cortesía si tenemos que levantarnos a media noche y no cegarnos con una luz directa.

Iluminación indirecta para cocinas

Es una de las estancias donde mas tiempo podemos pasar. Habitualemente iluminamos la zona de la encimera para poder trabajar agusto con una buena luz. Unas barras de iluminación se puede ajuestar perfectamente a esta zona consiguiendo una zona de trabajo muy agradable. Igualemente podemos iluminar la parte del techo, como puedes ver en la imgen, con unos tonos cálidos muy agradables.