El funcionamiento y la duración de una luminaria LED depende en gran medida del driver que estabiliza la corriente y proporciona protección térmica

Después de la gestión térmica de las luminarias, quizá el siguiente punto en importancia en el funcionamiento de los LED, son las fuentes de alimentación o drivers. En la iluminación LED, al contrarío que pasa con la iluminación fluorescente o incandescente, las luminarias no se conectan directamente a la corriente eléctrica, si no que lo hacen a través de un driver que se ocupa de transformar la tensión adaptándola a las necesidades de la luminaria. Los LEDs trabajan con corriente continua (CC), por lo tanto, si queremos que funcione en una instalación de corriente alterna (CA) —la que tenemos en casa y en la mayoría de instalaciones— requieren de un controlador (driver) que convierta la Corriente alterna en corriente continua y que a su vez disminuya el voltaje.

Básicamente los driver LED cumplen dos funciones

  • Transforman la corriente. De alterna (CA) a continua (CC)
  • Adaptan el voltaje de salida a las necesidades del LED. Los LED debido a su bajo consumo, funcionan con tensiones muy bajas, por lo que una tensión elevada no sólo no funcionaría sino que los quemaría.

La corriente de salida de una instalación eléctrica supera con creces los mili amperios que necesita un LED para emitir luz. El driver es el encargado de rebajarla sin desperdiciar energía, manteniendo la corriente constante y atenuando la generación de calor. No sería necesario un driver en LEDs instalados en linternas a pilas, ya que la corriente de salida de una pila es muy baja en comparación con la red eléctrica .

Otro dato muy a tener en cuenta es la sensibilidad que muestran los LED a las alteraciones de corriente. El driver es vital para establecer constante la tensión eléctrica, lo que hace mantener estable el flujo lumínico (intensidad y color) y la temperatura de la luminaria. El calor que genera la luminaria LED es un dato a tener en cuenta, ya que su correcta gestión optimizar la vida útil de la lámpara LED.

Del driver depende en gran medida el aprovechamiento de la energía eléctrica consumida por la lámpara LED. Una fuente de alimentación apropiada influye en la eficiencia y la estabilidad de la luminaria. Además, optimizará la vida del LED.

El objetivo de un controlador LED es asegurar cero pérdidas de energía. El aprovechamiento real de la energía eléctrica consumida se mide por el valor del factor de potencia (PFC o Power Factor Correction). Si el valor es igual a 1 significa que toda la electricidad que llega a la fuente de alimentación se aprovecha, si el valor es de 0,5 sólo la mitad de energía se aprovecha en la conversión.

Apostar por un driver de calidad de fabricantes especializados como Meanwell, dilata la vida útil de las luminarias LED y hace que optimicemos al 100% nuestra inversión, eficiencia energética y otras características beneficiosas.

Drivers internos y externos. Ventajas e inconvenientes

En muchas ocasiones el driver se encuentra instalado en la propia lámpara LED y no es visible. Los drivers internos, suelen estar en lámparas pequeñas o apliques de uso doméstico. Las luminarias LED de alta potencia o industriales, que están constituidas por múltiples chips, los drivers suelen ser externos y regulan la potencia de varios chips al mismo tiempo; en estos casos la tensión se va regulando en función de la cantidad de LEDs que se enciendan.

Ventajas del driver interno

  • Instalación más rápida y fácil
  • No precisa retirar los equipos auxiliares, sólo anularlos o puentearlos
  • Solución todo en uno, sin necesidad de espacio externo
  • Precio ligeramente inferior

Ventajas driver externo

  • Productos de mayor potencia y luminosidad
  • La instalación necesita un menor espacio interno
  • Si el driver llega al final de su vida útil o se avería la sustitución es muy sencilla e inmediata.
  • Luminarias de tamaño mas pequeño
  • Mayor vida útil para todos los componentes
  • Más versatilidad en cuanto a mantenimiento
  • Mayor fiabilidad.

Inconvenientes de un driver interno

  • Requiere un espacio mayor en el interior del bloque óptico de la luminaria.
  • Si hay exceso de calor, interrumpirá el funcionamiento para salvar la integridad de la bombilla.
  • Luminarias de menor potencia y luminosidad.
  • Para la misma potencia, una bombilla de driver interno es más grande que una de driver externo.
  • Cuando el driver llegue al final de su vida útil, hay que sustituir la luminaria

Inconvenientes del driver externo

  • Requiere liberar espacio en el compartimento de equipos auxiliares para instalar el driver externo
Comprar Drivers y fuentes de alimentación LED
Drivers y fuentes de alimentación LED

Te puede interesar

Suscríbete a nuestra newsletter

Descuentos exclusivos, novedades e información LED

9 Comentarios

  1. Por favor corregir, es de alterna a continua
    : Básicamente los driver LED cumplen dos funciones

    Transforman la corriente. De continua (CC) a alterna (CA)

  2. Hay un fallo en lo que has puesto
    “El driver es el encargado de rebajarla sin desperdiciar energía, manteniendo la tensión constante”
    Los driver trabajan por corriente constante, la tension es variable

  3. Ese factor de Potencia debería ser 1 en el mejor de los casos pero no se llega a la perfección, aun asi fuera 0.98 o lo mas cercano a 1, es un factor de potencia inductivo o capacitivo?

  4. “Los LEDs trabajan con corriente continua”
    La mayoría de las lámparas led, como las dicróicas tipo GU 5.3 trabajan a 12V corriente alterna no?. No entiendo entonces como pueden funcionar con un driver que transorma la corriente en contínua… O cuando dicen “los LEDS” se refieren a las tiras o módulos led y no a las lámparas?
    Un saludo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here