Ampliar la vida útil de nuestras luminarias y una iluminación más uniforme, son alguna de las significativas ventajas de alimentar nuestros dispositivos LED con corrientes bajas

En primer lugar y antes de comenzar veremos de forma breve que es un Led y como podemos alimentar, es decir que es un Driver.

¿Que es un Led?

En varias ocasiones hemos comentado que un LED es un dispositivo semiconductor que emite luz en el espectro visible cuando se aplica una tensión entre sus extremos. Estos terminales se denominan Ánodo (A) y Cátodo (K). Aplicando una tensión positiva entre el Ánodo y el Cátodo del diodo (Vanodo>Vcatodo), este quedará polarizado positivamente y emitirá luz.

Símbolo diodo led
Símbolo de un Led (Diodo Emisor de Luz)

Una vez que tenemos claro que es un led, vamos a lo que nos atañe en este caso.

¿Que es un driver?

Un driver es un dispositivo que se encarga de regular la potencia de un LED o de una cadena de LEDs. Lo que hace diferente a un driver de LED de una fuente de alimentación convencional, es que el driver responde a las necesidades cambiantes de estos mediante un suministro constante de energía. Podemos alimentar un Led tanto con tensión constante como por corriente constante, como vimos en su día.

Visto lo anterior, ya sabemos que es un Led y como podemos alimentar el Led, con un driver. Veamos porque es mejor alimentar un Led con corriente bajas.

El rango de corrientes con el que podemos alimentar a un diodo LED es muy variado y depende del tipo de LED. 

La gran mayoría de fabricantes de drivers de LED los diseñan para corrientes de salida variables, pero los valores más comunes son: 350mA, 500mA, 700mA, 1050mA, 1400mA, 2100mA…etc.

El hecho de trabajar con ramas de LED en paralelo, hace que la corriente directa por cada LED sea baja. La corriente que pasará por cada rama de LED será igual a la Corriente de entrada entre el número de ramas total. (Por ejemplo, si tenemos 10A de entrada para 5 ramas de LED, por cada rama de LED pasan 2A).

El número de LEDs que se conecten en serie (en cada una de las ramas), determina la tensión del módulo, con lo que colocando pocos LED en serie se consiguen tensiones bajas. Por lo tanto, la tensión de un módulo de LED será:

Vtira = nº LED en serie × Vd (tensión directa).

Podemos concluir, que como ventajas de alimentar los LED con una corriente baja tenemos:

  • Baja temperatura: se alarga la vida útil ya que la temperatura del LED disminuye cuanto más pequeña es la corriente con la que se alimenta.
  • Iluminación uniforme: en la mayoría de las luminarias se aprecian los distintos LEDs por los que están formadas si no se utiliza un buen difusor.
    Utilizar ramas en paralelo de LEDs en serie, en lugar de colocar todos los LED en serie, hace que se puedan conectar muchos más LED para una misma potencia. De esta forma disminuye la corriente que circula por ellos y se gana uniformidad en la luz (garantizando siempre la disipación), lo que ayuda a que no se aprecien prácticamente los LEDs.

 

Suscríbete a nuestra newsletter

Descuentos exclusivos, novedades e información LED

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here