Una buena iluminación de un espacio, es tan importante como el conjunto de todos los elementos que lo forman. La falta de luz o una iluminación inadecuada puede arruinar cualquier decoración, por lo que es muy importante dedicarle a este aspecto la atención que merece.

En un espacio como es el comedor, se crea la necesidad de conseguir una atmósfera cálida y acogedora, donde las comidas, reuniones con amigos y cenas íntimas, sean posibles en un ambiente acogedor.

Es preciso centrar la mayor intensidad de luz sobre la mesa de comedor, mediante una lámpara suspendida del techo, aunque también se puede combinar con otros puntos de luz laterales, siempre que el comedor tenga grandes dimensiones, como una lámpara de pie en un rincón acogedor, o una lámpara de sobremesa colocada sobre algún mueble.

Es imprescindible que no se creen sombras en toda la estancia, salvo cuando queramos conseguir un ambiente íntimo. Para ello debes calcular un mínimo de 20 W por metro cuadrado.

Ahora sólo falta escoger la lámpara que más encaje con nuestro estilo de decoración.

Tal como os comentaba hace unos días, lo ideal para iluminar el comedor es hacerlo mediante una lámpara suspendida del techo, ya que ofrece una iluminación puntual, aunque con la infinidad de modelos que hay en el mercado, la pregunta es ¿Cuáles son las características que debe cumplir esta lámpara?

El tipo de lámpara más adecuada dependerá de la forma, tamaño y diseño de la mesa del comedor. Si tenemos una mesa rectangular y de grandes dimensiones, lo ideal será optar por una lámpara alargada o dos o más lámparas en línea, si la mesa es redonda o cuadrada podremos optar por un único elemento a modo de pieza escultórica, pero siempre manteniendo un tamaño proporcional al de la mesa y al del espacio en el que se ubica.

Las lámparas de comedor deberán colgarse a una altura de entre ochenta y cien centímetros por encima de la mesa, para evitar el exceso de calor, el deslumbramiento, o las sombras sobre los comensales o alimentos. Una opción muy interesante es la de utilizar un dimmer o regulador de intensidad, para poder crear la atmósfera adecuada según la ocasión.

Hay modelos  que embellecen una vez encendidas. Debéis valorar si pretendéis un elemento escultórico que llame la atención, aunque no debe competir en protagonismo con muchos más elementos, sino será mejor optar por una pieza que cumpla únicamente su función lumínica.

Artículo extraído de www.ddecoracion.es

1 COMENTARIO

  1. El salón es una de las estancias del hogar que precisa de más iluminación. Los discos LED emiten una luz blanca natural, logrando ambientes modernos y decorativos. La tira LED puede emplearse para resaltar estanterías y muebles, mejorando la decoración de esta estancia. Además, con la instalación de las dicroicas se ilumina cualquier parte del salón que necesite de más luz.

Comments are closed.