El Premio Millennium de tecnología recae en el inventor de los Led´s

0
133
Shuji Nakamura

El científico japonés Shuji Nakamura recibió en Helsinki el premio «Millennium» de tecnología 2006

El principal galardón del mundo en este campo, por su contribución al desarrollo de nuevas fuentes lumínicas cuyas múltiples aplicaciones mejoran la calidad de vida humana.

Nakamura, quien recibió el premio de manos de la presidenta de Finlandia, Tarja Halonen, anunció que donará parte del millón de euros del «Millennium» a una fundación que se dedica a iluminar zonas rurales del tercer mundo.

Shuji Nakamura, profesor de la Universidad de California, es el inventor de los diodos luminosos (LED, siglas en inglés) azul, verde y blanco, así como de la luz láser azul.

El invento de Nakamura abrió todo un abanico de posibilidades en la investigación y desarrollo de semiconductores generadores de luz, e hizo posible la producción industrial a gran escala de diodos luminosos de bajo consumo.

Las principales ventajas de las luces LED es que tienen una vida útil sumamente larga, no generan calor y consumen mucha menos energía que las lámparas convencionales.

Hoy en día, la tecnología basada en los diodos luminosos se emplea en la fabricación de pantallas de televisión y teléfonos móviles, en la industria automovilística, en el alumbrado urbano, anuncios luminosos e incluso muchos semáforos utilizan luces LED.

La tecnología desarrollada por Nakamura tiene además otras aplicaciones revolucionarias, como las lámparas azules y rojas para aumentar la producción agrícola o la potabilización del agua.

El proceso de esterilización del agua mediante el LED ultravioleta es más barato y eficiente que los sistemas actuales, por lo que se espera que este nuevo método mejore las condiciones de vida y de salud de millones de personas en los países en vías de desarrollo.

El desarrollo de la luz láser azul, otra de las aportaciones del científico japonés, permite quintuplicar el volumen de información almacenado en un CD o un DVD, en comparación con las técnicas actuales, lo que ha dado lugar a una nueva generación de soportes electrónicos: el HD DVD.

Desde que en los años 60 se inventó el LED rojo, muchos científicos del mundo dedicaron sus esfuerzos a desarrollar el LED azul y verde, ya que la combinación de los tres permite reproducir millones de colores.

Sin embargo, nadie fue capaz de conseguirlo hasta que en 1993 el profesor Nakamura, quien entonces trabajaba para la compañía japonesa Nichia, sorprendió al mundo científico con el diodo luminoso azul basado en nitrato de galio.

Nichia pagó entonces a Nakamura 20.000 yenes (unos 133 euros) en recompensa por sus descubrimientos.

Como propietaria de las patentes, la compañía japonesa ganó durante los siguientes años más de mil millones de euros, por lo que Nakamura presentó una demanda contra Nichia.

Finalmente, en el 2005 el Tribunal Superior de Tokio ordenó a la firma pagar a su ex empleado 843 millones de yenes (5,6 millones de euros) por la transferencia de las patentes.

Actualmente, el profesor Nakamura centra sus investigaciones en el desarrollo de luces LED blancas para iluminación mucho más potentes, con el fin de abaratar los costes de su producción a nivel industrial.

El premio «Millennium», creado en el 2002 por una fundación finlandesa y dotado con un millón de euros (1,28 millones de dólares), se concede cada dos años por una invención tecnológica que contribuya de forma significativa a mejorar la calidad de vida y el desarrollo sostenible.

Artículo extraído de www.laflecha.net