Guía de Iluminación de almacenes y zonas industriales

Es muy importante una correcta iluminación en áreas de trabajo o industriales y almacenes. La iluminación tiene que ser desde todo punto de vista correcta para evitar posibles lesiones y accidentes laborales en el trabajo. También puedes leer nuestro port sobre el estimado de ahorro para una nave industrial al pasarte a la iluminación led.

En este tipo de grandes áreas, tiene que haber una iluminación uniforme que no cree sombras y, si el trabajo es muy minucioso, una iluminación localizada para los trabajadores. Para ello, hay una serie de puntos que siempre hay que cumplir:

  1. Luz suficiente para poder trabajar. Hay que tener en cuenta que una mala iluminación puede provocar en los trabajadores cansancio visual y posibilidad de accidentes.
  2. Fuentes de luz apantalladas: en almacenes e industrias la luz no debe deslumbrar a los trabajadores. Lo mejor es optar por pantallas que difuminen bien la luz de forma que no deslumbren. Los productos con paneles en forma “panel de abeja” con muy buenos para esta finalidad.
  3. Temperatura de color: a la hora de elegir la temperatura de color hay que tener en cuenta que los trabajadores van a estar ocho horas al día bajo esas luces, por lo que necesitan una temperatura que les ayude en su labor. Especificamos el color de la luz más adelante.
  4. Deslumbramientos: hay que evitarlos a toda costa. Para ello, la iluminación no debe ser muy fuerte y los elementos de trabajo deben ser mates para que no brillen y molesten a la hora de trabajar.
  5. Efecto estroboscopio: este fenómeno se produce cuando hay un apagado secuencial de la luz, como un parpadeo. Hace que se vean las cosas a trompicones aunque sea casi imperceptible. Ocurre sobre todo con fluorescentes. Esto provoca cansancio visual y puede provocar accidentes. El LED acaba con este problema, ya que no produce ese parpadeo.
  6. Tareas especiales: necesitan una colocación de los productos lumínicos según el trabajo.
  7. Sombras: luz iluminando desde arriba pero no encima del trabajador para que no haga sombras.
  8. Detalles especulares: Mejor si la luz reflejada coincide con ángulo de visión.
  9. Necesidad de ver irregularidades: poner iluminación en ángulo bajo.

Por lo que para que la iluminación industrial sea óptima, lo mejor es tener una iluminación general que no produzca sombras y, si es necesario, una luz directa para los trabajadores.

  1. Luz general: debe ser una iluminación difusa y que no cree sobras. Como hemos explicado antes, lo mejor es usar una iluminación con pantallas “panel de abeja” para que la luz se distribuya y no se produzcan deslumbramientos.
  2. Luz directa: es una luz que incide directamente en el trabajador. Hay que tener mucho cuidado ya que puede provocar sombras muy duras si no se coloca bien. Por ejemplo, con flexos. En GreenIce ofrecemos placas y luminarias suspendidas que aportan una luz directa muy difusa perfecta para iluminación particular.

Algo que hay que tener también muy en cuenta es la altura de los techos. Hay industrias que tienen alturas de hasta 5 ó 6 metros. Para este tipo de sitios lo mejor es usar una iluminación con ángulo de apertura reducido para que llegue bien la luz a la zona de trabajo. Si la altura es de 2 ó 3 metros, sí se puede seleccionar productos con un ángulo de apertura de 120º para que ilumine bien toda la estancia.

Con respecto a la temperatura de color, lo mejor es usar el blanco frío o el blanco natural.

  • Blanco frío (6000 – 6500 k): ayuda a que la vista no se canse. Hace que los colores se vean más vivos. Perfecto para lugares donde el trabajo sea muy minucioso.
  • Blanco natural (4000 – 4500 k): lo bueno de este tipo de luz es que se adapta a cualquier estancia. Es completamente blanca por lo que no cambia los colores de las cosas. Perfecta para industrias donde se necesite que el color del producto se vea tal y como es.
Nivel de iluminación

Os dejamos una media de los luxes necesarios para este tipo de lugares de trabajo según las tareas que se lleven a cabo:

Tarea Luxes
Tarea intermitente ,ordinaria y fácil,contraste fuerte 100 a 300 lux
Tareas moderadamente críticas y prolongadas, contrastes medios 300 a 750 lux
Tareas severas y prolongadas, poco contraste 700 a 1500 lux
Tareas muy severas con detalles minuciosos 1500 a 3000 lux
Tareas excepcionales, difíciles e importantes 3000 a 10000 lux

Te puede interesar

Suscríbete a nuestra newsletter

Descuentos exclusivos, novedades e información LED

3 Comentarios

    • Estas recomendaciones están publicadas en el libro luminotecnia de Miguel Ángel Sánchez Maza, publicado por publimedia. ISBN-10: 84-8364-027-9

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here